excentra bei Facebook
excentra - tv 1

HISTORIARTE.

En la boca de todos.

SAT 121.01.2015

Invención oblícua: comer sopa con cuchara es ahora «pan comido» gracias al plato inclinado

Claus Roeting (Osnabrück) tenía en mente, desde hace 12 años, un concepto oblícuo en el sentido literal de la palabra. La rabia afloraba en su interior cada vez que intentaba comerse la sopa a cucharadas como es debido y no podía acabarsela. Así pues, inventó un plato inclinado para la sopa gracias al cual ya no es necesario inclinar el plato para acabarse lo que hay en él. No obstante, Roeting tuvo que deshacerse de 15.000 piezas de sus primeros prototipos para particulares, pues al no ser apilables no podían ser introducidos en el sector de la hostelería.

Finalmente, doce años después, Claus Roeting ha encontrado la solución al problema con la ayuda de Ramón López Mera. El español llegó a Osnabrück para, por aquel entonces, como estudiante de prácticas en la empresa de publicidad, insertar dos muescas mágicas, una arriba y otra abajo. Durante medio año ha estado trabajando en ello. El hecho de que el plato no fuera apilable era un gran inconveniente para los hosteleros, sin embargo ahora puede apilarse perfectamente.

Claus Roeting ha invertido más de 25.000 euros en su invento. Ahora, debe encontrar a un número suficiente compradores para hacer que esta inversión sea rentable. En ningún caso dejará que echen a perder su sopa (los primeros 5.000 platos ya han sido encargados, con la esperanza de que el rey sopero de Osnabrück se convierta pronto en el número uno).

  • slide icon
  • slide icon
  • slide icon
  • slide icon
  • slide icon
  • slide icon
  • slide icon

CUCHAREAR
HASTA
EL FINAL

PRESENTACIÓN
PERFECTA

EL PLATO
INCLINADO

PURO
PLACER

¿PLATO LIMPIO?
¡PAN COMIDO!

APILABLE

navigation icon
navigation icon